¿Has soñado en tener una mejor calidad de vida como la que ofrece los EEUU a sus ciudadanos? ¿Pero sientes ese miedo a emigrar y emprender un negocio? Bueno, te diremos como diluir esos temores y obtener la confianza necesaria para asumir esa nueva meta del sueño americano.

Los Estados Unidos es la segunda economía más grande del mundo detrás de China, posee abundantes recursos naturales, una infraestructura desarrollada y una alta productividad, representando una oportunidad de inversión excepcional, dada las múltiples ventajas que ofrece al inversor extranjero. Aparte es líder en la innovación tecnológica y la investigación científica a nivel mundial, tiene un elevado nivel cultural en educación, cine, música, teatro, baile, arquitectura, literatura y en los deportes. Posee un sistema político estable y democrático, donde se respetan las instituciones democráticas y se garantizan los derechos civiles, políticos y económicos de sus habitantes. Estados Unidos destaca en el tercer lugar por el acceso a la educación, el bienestar económico y la calidad de vida en general, según el Índice de Desarrollo Humano dado a conocer por la ONU.

Constituye la nación más importante de emigración en el mundo actual, lo cual ha creado la sociedad mas multicultural y diversa del planeta donde la mayoría abandona sus países natales para cumplir el denominado sueño americano, consiguiendo igualdad de oportunidades y libertades civiles, políticas y económicas.

Ahora bien, ¿qué es el sueño americano? Algunos dirían: tener una familia, vivir en un conjunto residencial con piscina, gimnasio y áreas verdes para caminar, vacacionar, poseer vehículos, tener tu propio negocio, en fin podemos resumir que es la oportunidad de conseguir estabilidad financiera que nos permita elegir libremente como vivir nuestras vidas, suena espectacular ¿verdad? Pero que nos impide alcanzar ese sueño tan codiciado por nosotros, no es otro que el señor miedo, que es el temor al fracaso a no alcanzar lo que queremos, a que no podamos desarrollar nuestro negocio o que no logremos conseguir un empleo estable, es decir a tener que regresar a nuestro país de origen con las tablas en la cabeza. Para vencer este miedo primeramente no debemos rendirnos sin ni siquiera haberlo intentado, el miedo lo creamos nosotros mismos, debemos confiar en nuestros talentos como individuo y como profesional.

Las  claves de oro para conseguir nuestros sueños y poder derrotar a ese nefasto miedo se las mencionamos a continuación.

Valora tus capacidades

Acércate a las personas que te valoran, trasmítele a tu grupo familiar tus deseos  de una mejor calidad de vida para todos, amparada en tus aptitudes y actitudes, debiendo estar todos convencidos de las oportunidades que les esperan siempre y cuando confíen en sí mismos, un emprendedor tiene que aprender a asumir retos y riesgos.

Despídete de las personas negativas

No permitas que las personas y emociones pesimistas irrumpan en tus proyectos con pensamientos contrarios que contaminen tus ideas. Se debe mantener una actitud entusiasta, afín de evitar caer en el pesimismo creándonos barreras que nos impiden elegir el camino de la evolución.

Recuerda tus triunfos

Recuerda cada día tus logros y lo que has hecho bien a lo largo de tu vida para fortalecer tu autoestima. Trabaja en tu autoconfianza como profesional esto te ayudara a levantar tu ánimo y  atraerá pensamientos positivos hacia ti.

Aprende y capacítate

Se puede aprender mucho mas de los errores que de los éxitos, por eso acumula toda la información de experiencias de otras personas, como emigraron, cuáles fueron sus equivocaciones, sus experiencias, sus anécdotas o como lograron su éxito. Capacitarse y actualizarse en lo que nos vamos a desarrollar en el otro país es ventajoso a la hora de emprender, así como estudiar el idioma en nuestro país de origen resulta primero más económico y segundo seria que manejando una conversación más o menos fluida nos daría una mayor confianza para desenvolvernos.

Busca asesoramiento profesional

Hay empresas consultoras que se dedican a orientar y asesorar a las personas en todas sus necesidades de inmigración, con consultores legalmente inscritos y con licencia en el territorio de los Estados Unidos, llevándolas de la mano, paso a paso, desde los requisitos necesarios en el proceso de obtención de la visa de inversionista E2 o la visa de transferencia L1 de forma individual o del grupo familiar, hasta la selección del negocio a establecer. Siempre vas a estar asesorado por especialistas en negocios internacionales, quienes te orientan en el caso de que el cliente ya tenga definido su idea a emprender o en caso contrario de no tenerlo, te presentan una serie de negocios a desarrollar como franquicias, negocios ya establecidos u otras alternativas de inversión, todo va a depender de nuestro capital, que por medio de estudios financieros y de factibilidad, permiten hacer la mejor selección de nuestra nueva empresa. Y finalmente para cerrar el ciclo, se ocupan y te forman en la implementación de estrategias de marketing ahora en la nueva era digital, necesarias para el éxito de nuestro proyecto, garantizando así en general una estabilidad financiera y emocional en sus clientes permitiéndole a estos ejecutar todo el proceso de una manera más segura tranquila y confiable.

De esta forma si aplicamos todas estas claves, estaríamos ganándole la pelea al señor miedo y levantándole el brazo a nuestro sueño americano.

gbi

gbi